Avisar de contenido inadecuado

El nuevo Emprendedor de responsabilidad limitada

{
}

Para una persona que desea iniciar un negocio y constituirse en empresario individual, una de sus mayores preocupaciones es, sin duda, las responsabilidades que se derivan de la aventura empresarial, caso de que esta fracase. Esta contingencia lleva aparejada la obligación de responder de las deudas empresariales con todo su patrimonio.
La Ley 14/2013, de 27 de septiembre, de apoyo a los emprendedores y su internacionalización, incluye, en el Capítulo II del Título I, una nueva figura, el “Emprendedor de Responsabilidad Limitada”, que permite al empresario persona física evitar, bajo determinadas condiciones, que la responsabilidad derivada de sus deudas empresariales o profesionales afecte a su vivienda habitual. Esta limitación no impide que el emprendedor ofrezca su vivienda en garantía, lo que impide es que pueda ser embargada por obligaciones personales que se deriven de su actividad empresarial, evitando por tanto que el riesgo empresarial afecte o llegue al núcleo de su familia.

Requisitos
Los requisitos para constituirse como “Emprendedor de Responsabilidad Limitada”, son:
1. La vivienda habitual objeto de exclusión de responsabilidad no debe estar afecta a la actividad empresarial o profesional del empresario.
2. El valor de la vivienda habitual no puede superar los 300.000 euros.
3. En el momento de la inscripción del emprendedor en el Registro Mercantil correspondiente a su domicilio se debe indicar el bien inmueble, propio o común, que pretende desagregar de las obligaciones empresariales o profesionales.
4. La no sujeción de la vivienda debe inscribirse en el Registro de la Propiedad.

Alcance de la limitación de responsabilidad
Una vez cumplidos los trámites descritos en el apartado anterior, la vivienda habitual del empresario no podrá ser embargada por obligaciones personales que se deriven de su actividad empresarial o profesional.
Ahora bien, dicha limitación no se extenderá a:
1) Las deudas contraídas por el empresario con anterioridad a su primera inscripción en el Registro Mercantil como “Emprendedor de Responsabilidad Limitada”.
2) Las obligaciones no profesionales o empresariales.
3) Los créditos de derecho público.
En cuanto a las deudas tributarias o de la Seguridad Social, la Administración Pública competente sólo podrá realizar acciones de cobro cuando según su normativa pueda ejecutar el embargo sobre la vivienda habitual y cuando:
- no se conozcan otros bienes del deudor en valoración conjunta, susceptible de realización inmediata en el procedimiento de apremio
- entre la notificación de la primera diligencia de embargo y la realización material del procedimiento de confiscación medie un plazo mínimo de dos años. Este plazo no se interrumpirá ni se suspenderá, en ningún caso

 -

Obligaciones

Desde el momento en el que el empresario adquiere la condición de “Emprendedor de Responsabilidad Limitada” debe hacer constar en toda su documentación, con los datos registrales, o como complemento a su nombre, apellidos y datos de identificación fiscal, de las siglas “ERL”.

Además, el Emprendedor de Responsabilidad Limitada deberá someter a auditoría las cuentas anuales correspondientes a su actividad empresarial o profesional, debiendo depositarlas en el Registro Mercantil dentro de los seis meses siguientes el cierre del ejercicio social. Si no se depositaran las cuentas, el emprendedor perderá el beneficio de la limitación de responsabilidad en relación con las deudas contraídas con posterioridad al fin de ese plazo.

No obstante lo anterior, cuando el “Emprendedor de Responsabilidad Limitada” tribute por el régimen de estimación objetiva, podrá cumplir con las citadas obligaciones, mediante el depósito de un modelo estandarizado.

{
}
{
}

Deja tu comentario El nuevo Emprendedor de responsabilidad limitada

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre